lunes, 14 de julio de 2008

Bosque


Pintura sobre cartón con ceras , tizas y gouache.


El Pueblo de mis padres es Aldea del Rey, precioso de verdad ,pero no hay ni un puñetero árbol.

Cuando era chica y no había viajado nada de nada, leía cuentos donde salían bosques….muchos bosques.... bosques frondosos, Lagos, precipicios, casas de chocolate, niños que se perdían,chozas de señoras malvadas, castillos de señores buenos, árboles y más árboles…yo ni idea, pero que bien sonaba aquello. Luego leí Garbancito de la Mancha, y en algún momento se pierde también en un bosque…Eureka ¡!!! había bosques cerca y yo sin saberlo, solo tocaba esperar para ver uno.

Mi padre pescaba y cazaba, siempre le acompañábamos en plan tarde de merienda.Recuerdo que un día salimos todos a pescar a un lugar mas alejado de lo normal, mí madre preparaba los anzuelos con hígado y maíz para los cangrejos de río (que sibaritas) a la vez que nos advertía de lo peligroso de aquello y que precaucion,mucho cuidado con perderse entre los árboles y mas cuidado aun con la profundidad y las corrientes .Bueno bueno aquello iba a ser la leche .Que emoción.

El camino se me hizo eterno pero lo que encontré al final fue algo para lo que no tengo palabras: Nueve árboles medio podridos bordeando un arroyo que podría atravesar un caracol sin mojarse los cuernos….Toma ya. Pensé durante mucho mucho mucho tiempo que si Garbancito y "Hansel y Gretel "se perdían en un bosque es porque eran tontos de remate.

Premio consuelo: No paro de sorprenderme cada vez que visito el norte .Un regalo de mi infancia en La Mancha.